“Si alguien dice que sabe de Realidad Virtual, miente”. Las claves de la Narrativa VR

Esta semana asistí a la interesante charla de Rafael Pavón, director creativo de Future Lighthouse, acerca de los retos de la Realidad Virtual (VR) en el terreno de la narrativa. Me gustó mucho esta iniciativa ya que la gran mayoría de eventos que se organizan sobre VR están centrados en la técnica, desarrollo digital, hardware… dejando de lado lo más importante: las historias que contamos.

Aunque lo más sexi de la Realidad Virtual es hablar de cámaras, gafas, Oculus… la realidad es que el contenido, es decir la HISTORIA, es SIEMPRE lo más importante. Por supuesto que la técnica y la calidad visual son muy importantes, pero sin un buen guión no tenemos nada. La técnica debe estar siempre al servicio de la historia, nunca al revés.

Estamos en la prehistoria de la VR

Es importante ser consciente que ahora mismo estamos en la primera fase de un nuevo medio que va a revolucionar el consumo audiovisual. La Realidad Virtual es fascinante, “la VR es una mezcla de todos los medios existentes pero no es ninguno de esos medios en concreto”. Según Rafael, la VR es “la progresión natural de los formatos, donde el interfaz es humano”. En otras palabras, la VR es tan cercana a la realidad real (si es que esto existe) que no necesitaría explicarse cómo se maneja, ya que el entorno es tan verosímil que nuestra interacción dentro de él se realiza de la misma forma que lo hacemos en la vida real. Este razonamiento es un pase de gol para elucubrar sobre todo tipo de reflexiones filosóficas: si la realidad virtual es tan real como la vida misma, ¿cómo vamos a poder distinguir una de la otra? ¿Es posible que ya estemos viviendo en una realidad virtual?

Ensayo, error. Repetir

A día de hoy no hay demasiadas certezas en la producción de contenido de Realidad Virtual. Es a fuerza de experimentar como los productores VR estamos escribiendo las reglas de este nuevo formato. Algunos proyectos son espectaculares y consiguen el objetivo deseado, otros salen mal. Lo bueno es que de todos se aprende. Como explica Rafael, “si alguien dice que sabe de Realidad Virtual, miente. La idea ahora es combinar todas las tecnologías existentes; esto puede salir bien o no, se está experimentando”. Va a ser precisamente gracias a este afán científico como la VR va a madurar y va a aumentar su consumo de forma vertiginosa.

LAS CLAVES DE LA NARRATIVA INMERSIVA

¿Merece la pena?

Lo primero es cuestionarse si realmente merece la pena hacer un contenido en VR. Según mi experiencia, este paso se lo están saltando a la torera la mayoría de los clientes, ya que se piensa que cualquier historia puede trasladarse a VR o vídeo 360. Aunque hay que analizar cada proyecto detenidamente, una de las principales variables para decidir si merece la pena hacer VR es el entorno. Si el entorno o la disposición espacial de la historia es relevante, entonces hay muchas posibilidades de que se pueda realizar un buen guión VR.

Aquí puedo echarte un cable y orientarte. Si tienes una idea de proyecto de Realidad Virtual y quieres validarla, en PuraVida VR ofrezco consultoría VR gratuita. Escríbeme a daniel@puravidavr.com, contáctame a través de esta web o en redes sociales.

Sensación de presencia

Hay una forma de hacer que la sensación de inmersión sea mucho más potente. Como bien expone Rafael “si algo o alguien establece contacto visual contigo, la sensación de inmersión y presencia se multiplica”.  Esto puede lograrse de muchas formas, lo más sencillo es haciendo que algún personaje mire directamente al usuario, de forma que éste tenga la sensación de que realmente se encuentra físicamente en ese escenario virtual, pues los elementos de ese mundo han percibido su presencia.

Cambio de paradigma

Escribir un guión para VR es una aventura. ¿Cómo podemos hacer un storyboard de acciones y diálogos que suceden en 360 grados, a distintas distancias y, lo más gracioso de todo, sin saber dónde va a estar mirando el espectador? Sin duda durante los próximos años se irán desarrollando herramientas y técnicas que estandaricen este proceso y nos ayuden a no morir en el intento. Volvemos a la idea de antes, ahora es un momento de experimentar, experimentar y volver a experimentar.

En este sentido Rafael señala algo muy interesante, hay que prestar mucha atención al teatro y al teatro inmersivo para aprender sus técnicas y extrapolarlas al mundo de la VR. “El teatro es el referente clave para aprender como dirigir la atención de los espectadores”. Es una gran verdad, ya que en el teatro, al igual que en la VR, nosotros tenemos la libertad de mirar donde nos plazca, no hay un cuadro limitado donde centrar nuestra mirada, como sucede en el cine. Sin embargo, a través de técnicas de escenografía, de ritmos, sonidos o diálogos los directores de teatro consiguen que centremos nuestra atención donde ellos quieren. Justo eso es lo que tenemos que lograr en VR.

¿CÓMO PUEDE LA VR O EL VIDEO 360 AYUDARME EN MI NEGOCIO?

Incluir Realidad Virtual o Vídeo 360 en tu estrategia de marketing puede ayudarte a conseguir tus objetivos de negocio. Hay formatos que hoy en día ya están funcionando como una moto, como por ejemplo los vídeos 360 en Facebook. Si quieres saber más, te dejo el link a mi E-BOOK gratis con más información.

No comments yet.

Deja un comentario

Copyright 2017 Daniel Bernáez